“FOTOGRAFÍA+ARQUITECTURA+VANGUARDIAS PICTÓRICAS”, por D.L.

“El grano y la textura de las imágenes no dejan lugar a duda: se trata de fotografías analógicas. Y además en blanco y negro, el espectro idóneo para el misterio, la atemporalidad y la ingravidez.

 

A través de ellas consigue Nieves H.M. aunar y poner en relación la arquitectura con la pintura vanguardista para confundir y despistar fusionando ambas disciplinas: ¿es esto un edificio, o es una pintura de abstracción geométrica? ¿Son estas líneas parte de una escalera, o quizá de un cuadro constructivista? Y estas otras, ¿no podrían pertenecer a uno propio del futurismo? ¿Es este reflejo una fachada acristalada, o un fondo utilizado por los pintores surrealistas? ¿Se trata de una obra  del suprematismo, o del interior de un habitáculo? ¿Son casas vistas de lejos, o una composición neoplasticista?

 

Las preguntas que nos evocan sus fotografías forman parte de un juego, un divertimento de sugerencias que a veces se torna serio y amenazador en su onirismo debido a encuadres desubicadores, perspectivas desconcertantes o ángulos vertiginosos. Son esas líneas, esos vacíos y esas sombras los medios para descomponer y deconstruir edificios, fachadas, espacios interiores, escaleras, suelos, columnas, paisajes urbanos y todo lo que sea susceptible de ser pasado por su objetivo y convertido a golpe de obturador en algo que va más allá del rigor documental, de la forma, del diseño y del valor funcional. Haga la prueba: coja cualquiera de sus fotografías y rótela, gírela, voltéela; la belleza plástica seguirá presente e incluso se intensificará, mientras nuestro cerebro se olvida de encontrar referentes lógicos o figurativos y se deja llevar.

 

Así pues encontramos simetría y asimetría, planos estimulantes y también relajantes, minimalismo y barroquismo, patrones geométricos, orgánicos y fractales, en fin, todo lo que queramos ver en la plasticidad de una fotografía arquitectónica que guiña el ojo y coquetea con la pintura, dispuesta a seducir a todo ojo que quiera dejarse.”

 

D.L.